Halendid. Tierras altas de Islandia

Diario en bicicleta

Jordi Varela

Documentary Storyteller

04 Sep
2011

Otra vez estoy llamando a las puertas de mi querida Pachamama. El abrir sucede temerosamente. Se ofrece mostrándome indicios de su cara más cruel y salvaje. Me entra el pánico y permite reponerme con sumo respeto. Es así cuando mis primeras pedaladas acontecen con mucho tacto ante la expectación y contemplación de tanta majestuosidad con esas sucesivas demostraciones de poder. Y sí, es cierto, en un dia se muestran las cuatro estaciones del año. Más aún, yo añadiría las distanciadas y diferenciadas polaridades que hay entre ellas. Pero no lloras. Es extraño pero, al no marcarnos un único objetivo predeterminado, simplemente te dejas llevar y se produce algo muy singular: la fusión entre el entorno y tu. Siempre encuentras algún que otro riachuelo de agua purísima y cristalina que te proporciona líquido para cocinar algún preparado calentito dentro de la tienda permitiéndote introducirte en una pequeña burbuja aislándote en la confortabilidad.

Y son en esas treguas que Ella te da cuando la emoción supera su propia forma. Te das cuanta de la magnificencia del poder de la Tierra y de los estragos a los que puede llevar a cabo. Así comprendes la insignificante definición que a la vida tú le das. Añades unos cuantos matices más a tu reducido abanico de colores. Y, pese que creía haberlo visto todo, un aliento de Creación se antepone sobre mí cada dia que pasa. Islandia es Naturaleza en el sentido más crudo de la palabra y que se nos permita atravesar por su espina dorsal te da la posibilidad de intuir la cercanía de sus mismísimas entrañas muy cerca de ti. Estás en su corazón y así notas su latir.

Halendid. Viaje en bicicleta por la temida ruta Spresingandur por la espina dorsal de Islandia. Más de 1000 Km. en un círculo cerrado que se inició en Keflavik (Reykiavik), pasando por las costas del sur hacia en norte por la ruta Kjolur. Nuestro punto de inflexión fue en Myvatn para volver al sur por la ruta Oskjuleid hacia Askja para meternos en el mismísimo infierno por Gaesavatnaleid en Kistufell. Lo demás, nuestra toma de contacto con el sur por Lanmanaulagar y Skogar.

Recent Comments

Deja un comentario, no te cortes...!

Related Posts