Jordi Varela

Documentary Storyteller

18 Jun
2020
Tweet
Share
Pin
Post
Share

Muchos me han preguntado del cómo se nos ocurrió a Pelón y a mi filmar un documental que tratara sobre sus Solos y por qué le dimos ese enfoque filosófico.

Todo empezó en un día de salida al monte a escalar, concretamente en Santa Ana (Lleida), en el Ventall, un sector de sombra ideal para verano. Pelón, Jordi Salas, pasó por mi lado, o más bien me adelantó sin aseguración, en una vía de sexto grado, entonces supe que sucedía un momento especial. Una oportunidad de poder hacer entender y poder divulgar al mundo de la escalada y a la sociedad en general, el conocimiento y el autocontrol sobre nuestra mente que en los últimos años iba desgranando en mis proyectos. Fue así de repente, fugaz pero clarificador. Atrás quedaban los aires de satisfacción egoica y el querer demostrar las fatigas y desaventuras alocadas en aras de cubrir alguna de las muchas carencias emocionales que tenía, enmascarándolas con disfraces de superación y demostración personal.

Documental “Solo. Escalada a la vida”

Tras un accidente casi mortal en parapent y después de la perdida de un buen amigo y compañero de fatigas mi vida dió un giro de 180 grados. Anteriormente un viaje de unos 6 meses por Asia abrió una puerta desconocida hasta entonces. Fue la antesala de un trajecto de busqueda y autoconocimiento que se expandió con el verano fatídico del 2009. Todos los trabajos audiovisuales carecían de algo esencial, un alejamiento de mi nueva forma de pensar. Necesitaba expresar un nuevo paradigma, una nueva forma de contar historias de aventura y montaña. Estaba harto de récords, sufrimientos, valentías, de hilos narrativos mediocres basados en idolatrar los egos de los protagonistas. No fue hasta el video de “Mongolia Instantes” donde se empezaba a ver este nuevo cambio de dirección. Allí, muy lejos de explicar el difícil kilometraje por lugares inéditos del interior de Mongolia y la barbarie de su recorrido por zonas intransitables, decidí plasmar unicamente las sensaciones y vibraciones que presenciábamos en contacto con ese medio natural rodeado de praderas infinitas intimando con la soledad. Fue allí cuando el concepto de libertad afloraba y me veía en la oportunidad de poder traducirlo en ese pequeño corto, para poder empezar a desgranar todos aquellos conceptos de mi nueva vida que me hacía sentir en paz.

Jordi Salas (Pelón) y Jordi Varela
Jordi Salas (Pelón) y Jordi Varela.
Foto: Dario Rodríguez. Presentación del film en la librería Desnivel (Madrid)

Por eso que encontrar a Pelón supuso un momentazo. Apenas lo conocía, solo había oído hablar de él y, aún siendo vecinos del mismo pueblo, no habíamos coincidido nunca. Me pasaron el teléfono y concretamos una hora para hablar de un supuesto vídeo. Después de tres horas y unas 4 o 5 cervezas nos dimos cuenta ambos que ese proyecto sería nuestro proyecto y el personal de cada uno. Coincidíamos en muchos aspectos psicológicos de la vida y en las ganas de poder digulgar algo diferente. Era el momento, quizás el colapso de un salto cuántico o yo que sé, pero estábamos pletóricos en empezar cuanto antes. Era la gran oportunidad de poder introducir toda mi filosofía y aprendizaje de esos últimos años a través de una persona que añoraba contantemente su plena atención con la roca. Era su vida y no podía adaptarse al sistema que vivímos porque no lo entendía. Su tristeza y melancolía se evaporaba cuando estaba escalando. Necesitaba vivir, escalar para vivir, notar su esencia partícipe del Todo. Solo allí era él, en contacto con la eterna felicidad. Y su manera de estar en la pared, sin cuerdas, sin seguros, facilitaba la comprensión y el saber existencial. Hubo algunas críticas en algunas conferencias de presentación del film haciendo referencia a su punto egocentrista y su falta de responsabilidad ante su vida y su familia, pero eran expuestos bajo la ignorancia del no saber, desde una zona de confort condicionada por la misma sociedad, por esa a la que nos queríamos alejar. Él era la esencia y yo el pensador que la explicaba. La ayuda y el aprendizaje era mútuo. Sin duda un gran equipo que intentaba decir algo al mundo. Nuestro mayor logro no era haber alcanzado la popularidad de la película sino el haber puesto encima de la mesa un tema de discusión sobre la vida y la muerte. Un hacer despertar consciencias, en el mejor de los casos, o destapar debilidades y carencias de muchos egos pegados en la pared.

La modalidad de escalada en su vertiente más extrema me facilitó poder explicar la importancia de atender el presente. Tanto en la ansiedad por el éxito como por el fracaso pierdes concentración, el momento. Y en su caso, esa perdida de atención, podría suponer la muerte. Al valorar el resultado en exceso y subestimar el proceso, te centras en el destino. Una vez que haces esto, escalar no tiene sentido, tampoco vivir así. De ahí la metáfora, al demostrar que todos nuestros condicionamientos personales, sociales y físicos están supeditados a nuestro ego, no permitiéndonos atender lo que merece ser atendido. Pelón, más que un acto de irresponsabilidad, nos daba toda un a lección de saber vivir. La tragedia no sería morir. Al fin y al cabo siempre llega el momento. La tragedia es no saber vivir.

Jordi Varela como realizador en pared
Jordi Varela como realizador en pared

Aunque para calmar los ánimos siempre exponía que realizar un Solo integral para Pelón en el grado sexto equivalía a subir las escaleras del piso a mi abuela. Todo aquel que ha tenido la suerte de ver escalar a Pelón sabe de lo que estoy hablando.

Entendíamos que solo así, con la plena atención en cada movimiento que realizaba, podía surgir esa creatividad que todos llevamos dentro. Por eso, escalar para él es más que un ejercicio deportivo y competitivo al aire libre. Escalar es vivir, sentirte vivo, que formas parte de todo lo que te rodea y que eres todo lo que te rodea, a la vez. En definitiva entender así tu propósito en la vida, por qué estamos aquí. Conceptos metafísicos y muy lejanos en nuestra cotidianidad pero fundamentales para saber y conocer tu existenciabilidad. Para saber vivir.

Os dejo aquí debajo unos posts publicados recientemente que ampliar, o eso se intenta, los conceptos aquí definidos.




Recent Comments

  1. 18 junio 2020

    Jordi Muñoz miquel

    Eres un krac Jordi sublime reportaje pero más importante mensaje. GAMUSINOS FOREVER

    • 19 junio 2020

      Jordi Varela

      Gracias y espero se disfrute el documental en estos días de incertidumbre existencial...

Deja un comentario, no te cortes...!

Related Posts

11 mayo 2020

¿Vivimos para trabajar?

Aprovecho, una vez más, para incidir en las consecuencias de la confinación a causa del Covid-19 que nos puede hacer…

2 abril 2019

Lombok Help

In collaboration with the NGO Rotary Canggu, in Bali (Indonesia), we had the opportunity to be part of a contribution…