Carta de despedida

Opinion

Jordi Varela

Documentary Storyteller

15 Oct
2009

No quisiera volver a alimentar la identificación de mi propio sentido egotista, llenando de recuerdos y alabanzas este entrañable momento, satisfaciendo la carencia afectiva que nos proporcionaste el pasado mes fatídico de Julio. No lo voy a hacer porque, contrariamente al efecto natural esperado, me has proporcionado más conocimiento profundo de la vida real del que yo pudiese haber imaginado. Esta paradoja me hace relacionar tu muerte con mi vida. Y, en consecuencia, ser consciente del estado cognitivo de lo que creía que era la realidad y sentirme vivo. Me hiciste entender qué era presenciar la evidencia del momento. Un momento que se fue contigo pero que se manifiesta conmigo ahora, porque en definitiva, tú te has ido pero es el tiempo el que se ha muerto. Has facilitado que se volviese eterno y no por su infinita condición sino porsu inexistencia como tal. Como el momento de la infantil inocencia de tu mirada que hacía recordar a la de un niño en su plena aventura de vivir. Esa presenciabilidad de la vida pone de manifiesto la verdadera naturaleza de lo Real. Aquí, nuestro ilusorio Yo egoísta no puede proyectarse de ninguna manera. No tiene pasado ni futuro. Así conoces el verdadero amor, que no tiene ni forma ni nombre.

Me gustaría que reflexionaseis sobre las palabras que acabo de pronunciar y ser conscientes de la posibilidad existente de un mundo mejor. El destino está en nuestras manos. Seamos libres, que es lo más valioso dentro de la aventura del vivir.

Gracias David, por mostrarme el camino.

Recent Comments

Deja un comentario, no te cortes...!

Related Posts

17 diciembre 2009

La Vida

Tras exhiguas incertidumbres destapadas, el vacío se apodera de mí. Aún consciente de los pensamientos expuestos, mi inconsciencia se evade…